COLORES CIEGOS

 

Todos hablamos sobre cosas que nunca hemos visto o experimentado pero que conocemos a través de lo que se nos ha contado, cosas que escapan a nuestros sentidos pero que sabemos que están ahí. Del mismo modo, una persona ciega conoce los colores a pesar de no haberlos visto nunca.

 

Colores Ciegos gira entorno a una pregunta: ¿cómo interpreta los colores una persona ciega de nacimiento?

 

Después de realizar una serie de entrevistas en las que se preguntaba a los invidentes por las sensaciones que tenían al hablar de los colores, se buscaron espacios o lugares que describieran el color explicado por cada uno de ellos. En la mayoría de los casos dicho color no existía en la escena fotografiada.

 

Y normalmente no existía porque su interpretación no corresponde con la manera de vivir el color de las personas que pueden ver, sino que se basa en otro tipo de percepciones, ya sea a través de los otros sentidos o de definiciones y sensaciones que han tenido o vivido.

 

La gama de colores se transforma de esta manera en una gama de experiencias que posibilitan la comunicación entre las personas ciegas y los videntes, en un mundo donde el color tiene una importancia fundamental.

 

         “Para vivir no hace falta ver, simplemente sentir”.

               Alberto Guinea, participante del proyecto.

 

                                      Josep Echaburu